El Empire State Building es uno de los emblemas de la ciudad de Nueva York. Subir a él para contemplar el skyline de la ciudad es una de las cosas que hay que hacer al menos una vez en la vida. Pero, ¿y si además de visitarlo lo utilizas como escenario para pedir la mano a tu pareja?