fbpx
Las bodas civiles en ayuntamientos y juzgados suelen ser rápidas y a veces frías pues, al ser un mero trámite administrativo, muchas veces no cumplen con las expectativas de los novios. Por ello, muchas parejas están optando por hacer una verdadera ceremonia a parte. Que puede ser antes o después de pasar por el juzgado a firmar los papeles del enlace.
Esto, aporta cientos de posibilidades pues, permite que los novios puedan tener la ceremonia con la que siempre habían soñado. Si es vuestro caso, aquí os damos una serie de consejos para una boda civil perfecta.
Los preparativos de la boda civil
 preparativos boda civil
Prepara una boda civil es muy similar a preparar una boda religiosa, salvo en algunos pequeños aspectos. Requiere de unos preparativos previos que toman bastante tiempo y dedicación. Entre ellos, es necesario elegir el lugar en el que se llevará a cabo, el vestido de la novia y el traje del novio, mandar las invitaciones, contratar un fotógrafo, comprar los anillos y un largo etcétera.
Todo debe salir perfecto por lo que os recomendamos que toméis las cosas con calma y que las decisiones sean consensuadas. Recordad que es un día muy especial para los dos. ¿Queréis más detalles sobre los preparativos de una boda civil?

El vestido de la novia y el traje del novio

Serán vuestra carta de presentación ante vuestros invitados, por ello, hay que elegirlos de forma adecuada. Así, tanto el vestido de novia como el traje del novio deben ser elegantes pero con detalles que muestren vuestra personalidad. Y sobre todo, deben ser atuendos que os hagan sentir cómodos.

Los anillos

Deberéis tener preparados los anillos que intercambiaréis durante la ceremonia. Normalmente se eligen de oro amarillo, oro blanco o platino pero, lo importante es que os gusten. Eso sí, os aconsejamos que los compréis en joyerías de confianza que permitan cambios de talla o que cuenten con taller para que podáis adaptar las alianzas a vuestros dedos.

El ramo de novia

El ramo de novia es uno de los complementos más importantes en la boda. Se trata de algo mucho más que un adorno, pues es algo que refleja la personalidad y el gusto de la novia. Por ello, hay tantos ramos perfectos como novias. Eso sí, lo mejor es que sea de flores n